Fede Sardà se muestra como una persona sin pelos en la lengua, muy natural y muy crítico con temas como la corrupción política o los casos de pederastia en la Iglesia católica. La entrevista de Asha Miró encaminada a reflejar todas las vertientes del invitado, quien, además de ser un experimentado empresario de la noche y haber hecho de pinchadiscos, es también campeón de ping pong. Y es que Sardà no dejará de sorprender a la audiencia. Ver la entrevista.