Para personas activas lo mejor es un colchón de muelles ensacados, este siempre le va a acompañar y facilitar todos sus movimientos con lo cual potenciará su dinamismo.

Y si se quiere divertir adquiera un colchón de muelles bonell o hilo continuo, al ir ligados entre si, estos no tienen independencia de lechos y le dará la sensación que está en una cama elástica.

Para personas pasivas el colchón de viscolástica le será fabuloso, ya que quedará usted atrapado, limitado de moviemientos, esté simplemente preparado para disfrutar y recibir.

Lo confirmamos bajo la experiencia personal y es que los colchones con nucleos de viscolastica no son nada cómodos ni ayudan a tener un magnifico encuentro pasional.

Aunque para gustos los colores, pero si lo que quieren es facilidad en sus movimientos y son de cambiar mucho de posición…. No les va a acompañar para nada dicho colchón.

Sobretodo cuando en su interior llevan más de 8 cm de plancha, ya que ésta absorbe todo nuestro peso y no nos deja libertad de movimientos, pues tenemos que hacer más fuerza para seguir el ritmo deseado.

Aunque mirándolo por la parte positiva también puede ser una fantástica opción para mantenernos en forma y evitar horas de gimnasio.

Luego también está el calor, después del orgasmo, extasiados y con la temperatura más alta…es horrible tumbarse sobre la plancha de visco que no va a disipar la humedad ni a proporcionarnos termorregulación, sino todo lo contrario, nos va a seguir aumentando nuestra temperatura corporal. Y si ya tenemos sexo ardiente nos va a hacer viajar directamente al infierno.

Por ello son recomendables las fundas protectoras de Tencel, le darán un poquito de alivio a las altas temperaturas, a más de proteger su colchón.

Por contra los colchones con nucleos de muelles ensacados y materiales 100% naturales nos van a aclimatar y dar sensación de frescor mucho más inmediata.

Porqué el sexo también forma parte de nuestras vidas y porqué el sexo es un placer natural. Lo publicamos porqué ya son varios los clientes que nos piden consejo en estos casos.
En el próximo artículo hablaremos del sexo en el sofá 😉